lunes, 31 de enero de 2011

El profesor de llanto

> Por Biciman.©
Yo espero siempre un después
y no pregunto hasta cuándo
y no pregunto por qué
y no me importa por cuánto.
Porque mi amor es maduro
y ya asimiló su lección
y ya se graduó de felpudo
y ya trabajó de llorón.
Y ahora manseo lloronas
y no pregunto por quién
y no pregunte hasta cuándo
tan sólo siga llorando
hasta olvidarse por qué.

2 comentarios:

marianaruge@gmail.com dijo...

gracias por la poesía. Estas palabras me rconfortaron. PAsé por acá xq encontré La vida soñada de los ángeles posteada en taringa.
gracias extraño

Fak dijo...

El final es excelente