miércoles, 15 de julio de 2009

Soy tu inodoro

> Por Biciman.©
Soy el gran contenedor
de tus residuos de amor.
El bombero de tus pánicos urbanos.
El sostén de tus nalgas,
el espejo de tu ano.
Soy el delta de tus llantos salados,
el dique de tus risas desbordadas,
acantilado de tus gritos aguantados,
trasnoche de tus tardes trabajadas.
Soy el blanco de tu negro,
el negro de tus flancos,
el flanco de tus ancas,
las ancas de tu blanco.
Soy mármol, tsunami y valle de agua,
soy barro y barranco,
soy revista y tabaco,
soy sol de lluvia sin paraguas.
Soy la boca que besa tu otra boca,
tu boca que acaricia el pasto,
que muerde las sillas que sofocan,
que enaltece sillones con sus cantos.
Soy el anfiteatro de tu indigestión,
pero no puedo verte sólo escucharte,
no puedo amarte ni odiarte ni esquivarte,
no soy ducha caliente ni toallas perfumadas,
no soy biblia ni calefón.
Soy tazón de porcelana, doble tapa y botón,
soy el frío que estremece tu "suerte",
soy el inodoro de tu pasión.