martes, 14 de marzo de 2017

Shell [2012]



"Shell" es el primer largometraje del escocés Scott Graham, quien ya en 2007 firmó un corto con el mismo título, igualmente rodado en las Highlands de su país y ligeramente parecido en su temática a esta historia. Sobria, sutil y poderosa son algunos de los adjetivos que la crítica mundial ha usado para calificar esta transición del corto al largometraje. Shell (Chloe Pirrie, ganadora del Premio del Cine Independiente Británico a la Revelación más Prometedora por este trabajo), es la protagonista con nombre de gasolinera (conveniente, por cierto, al trabajar en una) pero cuando le sacan la broma ella prefiere decir que "shell" (concha o caparazón en inglés) es ese bonito objeto que uno encuentra en el mar, el mismo que posiblemente nunca haya visto en su vida. Shell vive en las Tierras Altas de Escocia, en mitad de ese paisaje tan fantástico como demoledor, que encanta a turistas pero que puede resultar desesperante si uno lleva toda su vida conviviendo con él. La madre de Shell se marchó hace muchos años y la dejó sola con su padre, Pete (Joseph Mawle), el dueño de esa gasolinera en medio de la nada, un mecánico que sufre ataques de epilepsia y depresión. A sus 17 años, Shell no sólo tiene las hormonas en efervescencia, sino que la atraviesa un deseo de evasión física y mental. ¿Pero qué hacer con su padre? ¿Cómo cargar con la culpa, con la peligrosa ambigüedad de la relación paterno-filial y el miedo a lo desconocido, más allá de las eternas carreteras de las Highlands? Con un fuerte material dramático entre manos, Graham elabora un complejo retrato de una adolescente atípica en el cual, afortunadamente, casi no hay lugar para el voyeurismo ni el maniqueísmo fácil. El guión apuesta por diálogos sobrios y abre espacio para que los silencios y el lenguaje corporal nos den pistas sobre los acontecimientos. Alrededor de Shell y de su padre, hay una galería de personajes que cortan momentáneamente el aislamiento enfermizo en que viven y, por consiguiente, acaban por intensificar el deseo de un cambio jamás verbalizado. Como en el final de "Fish Tank", de Andrea Arnold, ese cambio, cuando por fin ocurre, deja un regusto amargo en la boca pero apunta hacia un futuro que se espera menos sofocante. "Shell" es una película intensísima en su austeridad y la prueba de que la vieja fórmula "un buen guión, buenos actores y un buen director” puede dispensar del apoyo de efectos especiales y grandes presupuestos para hacer una obra que quede por mucho tiempo en nuestra memoria.

M-Link
Shell [2012]


.......................................................................................................................................

[Cómo descargar vía Torrent]

[Por qué Torrent]


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustó mucho la peli... Muchas gracias Biciman!

Anónimo dijo...

Gracias , Biciman.