viernes, 31 de enero de 2014

Secreta

> Por Eduardo Galeano.




Esa mujer es una casa secreta.
En sus rincones guarda voces y esconde fantasmas.
En las noches de invierno humea.
Quien en ella entra, dicen, nunca más sale.
Yo atravieso el hondo foso que la rodea.
En esa casa seré habitado.
En ella me espera el vino que me beberá.
Muy suavemente golpeo la puerta, y espero.