martes, 31 de enero de 2012

Seule

> Por Alejandra Pizarnik. [Extractos]


Una flor
no lejos de la noche
mi cuerpo mudo
se abre
a la delicada urgencia del rocío.
Alguien entra en el silencio y me abandona.
Ahora la soledad no está sola.
Tú hablas como la noche.
Te anuncias como la sed.

(La jaula se ha vuelto pájaro.
Qué haré con el miedo).