lunes, 23 de marzo de 2009

Mandinga!

> Por Biciman.©
Las mías bolas me llenas,
me desluces, me intimidas, me faenas,

me tapas el culo con arena,
por qué desgracia toda mia y no ajena!!
Diamante en bruto más por bruto que por amante,
difamadora de la buena dicha,
diatriba pulgosa,
matriz de ballena pulposa,

resaca de sapo chupa chicha.
Esclava de la mala vida
que camina desnuda la muy contagiosa,

destello de infortunio que alumbra las
sombras
de aquellos que pretenden dormir.

Vaciladora, imponedora de dudas,

vigilante del purgatorio,

en un pozo de brea te escudas

y duermes sentada en un mingitorio.


Sacude Mandinga su gran cola de fuego!!

que incendia deseos y derrite la verdad.
Es una ella, una mujer, animal fémino
de órganos cóncavos y piel sin piedad.
Es Eva Mandinga la de la costilla,
la hija infame de un Belcebú deportado,

la madre soltera de todas las ladillas,

la carne envenenada de un hambre alucinado.

Vete Mandinga!!

Lejos de mi alcance fuera de mi vista!!

Junta tus petates y prepara la pista,

llévate tus culpas y tus perdones,
tus 'te amo' y tus 'no llores'.

Vete Mandinga a la calle a despertar rumores.

Y no dejes aquí ni siquiera un 'te juro'.

Porque me puedo infectar con tu recuerdo,

y te voy a buscar y te voy a encontrar y te voy a volver a odiar.
Pero esta vez para siempre.

Te lo juro.